PALABRAS,SILENCIOS,AMORES, COMBATES, TRIUNFOS Y DERROTAS, NOSTALGIAS, AUSENCIAS.
DE FLORES Y BALAS COMO LA VIDA.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Los días no volverán







Mi amado amigo se va muy lejos.

Al despedirse me deja su vieja pipa, algunos tabacos de la hermosa Habana y el abrazo caluroso del amor sincero de lo que fuimos siendo: Amigos.

Mi amigo se va,  ¿quién sabrá cuándo volvamos a vernos?

La vida no es otra cosa que el breve tránsito de sabernos vivos, la inesperada llegada y la puntual partida que es la hora de todos, así como en los versos de Carlos Varela: 

“Los días no volverán aunque hechemos a correr
Los días no volverán a ser lo que fueron ayer”.

Despedidas y nacimientos hasta el fin de los tiempos.

Por ahora en cada bocanada el humo del tabaco decifrará el oráculo de lo que vamos perdiendo. La vida como el humo se nos va y se extigue, el viento en su adios nos va venciendo.

¡Buen viaje hermano!

Como en aquella película del Cinema Paradiso: “Busca algo que te guste y hazlo, ámalo como amabas de niño la cabina del Cinema Paradiso. Desde hoy, ya no quiero oírte hablar; ahora, quiero oír hablar de ti…".

                              Buen viaje compañero.



De Andrés Castillo


jueves, 8 de septiembre de 2016

Nuestro andar


A todos los padres y familiares que luchan con amor por la vida, al lado del ser amado que padece alguna de las tantas enfermedades consideradas raras.



Tú y yo somos compañeros.
Ambos sabemos lo que vale y significa transitar amorosamente por los senderos del vivir con un ser querido que lucha contra una de las tantas enfermedades consideradas “raras”.
El frio silencio, el solitario andar, la absurda incomprensión esperando que algo bueno pase, que algo ocurra que cambie las espinas del horizonte, es lo que nos hermana.
Somos compañeros, compartimos las mismas esperanzas, las mimas incertidumbres, el olvido del futuro, para vivir el aquí y el ahora, que  es abrazo y vida en cada segundo que nos nace y nos lleva en su vuelo.
Nuestros seres queridos, nos hacen gemelos, nos vuelven idénticos en la forma de entender y enfrentar la vida.
Muchos seres hermosos como los nuestros, un día volaron lejos, han sembrado su vida en este camino, ellos están ahí, son faros, son flores que nacen sobre el mar que nos lleva, ellos no se han ido, también lucharon y abrieron un camino, este que hoy nosotros transitamos.
Como ellos y por ellos nuestros seres amados siguen luchando, enfrentado el destino que hoy les toca, nosotros apenas somos el apoyo, la mano que acompaña, el corazón que late esperanzas.
Sigamos el sendero, “rara” quizá sean las enfermedades que hoy pretenden cortarnos las alas del cariño.
El amor es lo vital, el amor es la fogata que nos cura el invierno que suele brotar.
El amor es lo común.
Tú y yo somos compañeros, la vida nos ha dado la oportunidad de conocer otras  de las tantas formas del amor, nuestros seres queridos siguen luchando, vamos con ellos, andando.
Llegaremos.


Andres Castillo



http://defloresybalas.blogspot.com/

miércoles, 31 de agosto de 2016

Victoria

A Tibisay A 25 años de un camino.
¡Bodas de plata! prefiero decir que son de alma, de venas y labios, de tiempo luchado.




Ahora que veo a los jóvenes danzar
en el mismo lugar donde alguna vez
jugamos al cielo por venir
al hermoso deseo de ser otros,
en los tiempos aquellos
cuando nada sabíamos
de estos años que hoy vestimos
cual armadura festiva, con encajes de lucha.

Cuando nada sabíamos de lo que hoy es vida
del amor como espera
del rezo sangrado por la noticia buena.

Mi pensamiento
es tan solo un recuerdo
y hoy viaja hasta aquellos espacios
donde tantas veces
          bajo la noche caraqueña
la vida nos uniera en su danza festiva
en tertulias ingenuas
con la luna embriagada de risas ajenas
en la fugaz carrera por llegar
al beso de la noche
y al mar que nos tatuó en silencio
un sagrado misterio.

Creo que vencimos amada mía
                  creo que al tiempo
le gusto andar con nosotros
y nos dio permiso para vestir tantos ropajes
para ser otros,
estos que hoy
ante el proscenio de la vida dicen su verdad
sin esperar aplausos, ni público
apenas el miedo y el cariño sentados en vigilia
van cantado callados lo que muchos olvidan.

Le ganamos al odio del destino
            a la muerte temprana y al hastío
le ganamos al cansancio del amor
a la vileza de estos tiempos
a la torpe vanidad que circunda
                   a la rabia por lo muerto
le ganamos a la soledad que es desierto
a la tarde silente y su epidemia
a la tristeza y su aposento,  
le ganamos al destino
que hoy borra sus oráculos
y a la mala hora, hambrienta de risas
le ganamos compañera, es victoria la vida
si juntos y amados sembramos caricias.

Dos luces se ven al final de la noche
estrellas de los besos
 que en pasión han nacido,
mientras sigan brillando
no hay naufragio, ni rendidos
una fogata son sus ojos
un final feliz es lo vivido
si el amor renace al sol del camino.

Ven baila conmigo, baila,
danza que el amor nos canta

vencimos, vencimos, amada, vencimos.



Poema de Andrés Castillo

miércoles, 10 de agosto de 2016

Fidel 90 años


De dignidad y combate

                                                                El Fidel de Guayasamín

Fidel el de la montaña
el del sueño engrandecido
el tiempo no te ha vencido
porque valora tu hazaña
la del pueblo de la caña
tu Cuba y la de Martí
la del valiente Mambí
ese que sigue venciendo
por eso canta sonriendo
Fidel, Fidel sigue aquí.


Décima de Andrés Castillo

viernes, 29 de julio de 2016

La Claridad de Víctor Jara


La claridad de un poeta que sintió en su piel la garra del fascismo, pero que hizo florecer la flor hermosa de la esperanza, la alegría y la solidaridad humana, cuando la vida es más que un estar sobre la tierra, cuando la Patria no es un producto en la vidriera.

Nadie mejor que Víctor para decirnos a los venezolanos a los latinoamericanos su verdad, la nuestra.


A cuatro días antes del Golpe, le preguntaron a Víctor ¿Qué es patria?


 
Respondió:



"Patria es el amor a mi hogar, mi mujer y mis hijos. Es  amor a la tierra que me ha ayudado a  vivir; es el amor a la educación y al trabajo; es amor a los demás que trabajan por el bienestar común; es amor a la justicia como instrumento del equilibrio para la dignidad del hombre; es el amor a la paz para gozar de la vida; el amor a la libertad, no al libre albedrío, no a la libertad de unos para vivir de otros; sino la libertad de todos. La libertad para que yo exista y existan mis  hijos, y mi hogar y el barrio y la ciudad y los pueblos y todos los contornos donde nos ha correspondido forjar nuestro destino. Sin yugos propios ni yugos extranjeros".




Este texto apareció en la Revista Ritmo del 25 de Septiembre de 1973, bajo el título “Los folkloristas hablan de los valores patrios”





Este texto de Víctor Jara fue tomado de:  http://fundacionvictorjara.com/victorjara/manifiesto/