PALABRAS,SILENCIOS,AMORES, COMBATES, TRIUNFOS Y DERROTAS, NOSTALGIAS, AUSENCIAS.
DE FLORES Y BALAS COMO LA VIDA.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Fidel 90 años


De dignidad y combate

                                                                El Fidel de Guayasamín

Fidel el de la montaña
el del sueño engrandecido
el tiempo no te ha vencido
porque valora tu hazaña
la del pueblo de la caña
tu Cuba y la de Martí
la del valiente Mambí
ese que sigue venciendo
por eso canta sonriendo
Fidel, Fidel sigue aquí.


Décima de Andrés Castillo

viernes, 29 de julio de 2016

La Claridad de Víctor Jara


La claridad de un poeta que sintió en su piel la garra del fascismo, pero que hizo florecer la flor hermosa de la esperanza, la alegría y la solidaridad humana, cuando la vida es más que un estar sobre la tierra, cuando la Patria no es un producto en la vidriera.

Nadie mejor que Víctor para decirnos a los venezolanos a los latinoamericanos su verdad, la nuestra.


A cuatro días antes del Golpe, le preguntaron a Víctor ¿Qué es patria?


 
Respondió:



"Patria es el amor a mi hogar, mi mujer y mis hijos. Es  amor a la tierra que me ha ayudado a  vivir; es el amor a la educación y al trabajo; es amor a los demás que trabajan por el bienestar común; es amor a la justicia como instrumento del equilibrio para la dignidad del hombre; es el amor a la paz para gozar de la vida; el amor a la libertad, no al libre albedrío, no a la libertad de unos para vivir de otros; sino la libertad de todos. La libertad para que yo exista y existan mis  hijos, y mi hogar y el barrio y la ciudad y los pueblos y todos los contornos donde nos ha correspondido forjar nuestro destino. Sin yugos propios ni yugos extranjeros".




Este texto apareció en la Revista Ritmo del 25 de Septiembre de 1973, bajo el título “Los folkloristas hablan de los valores patrios”





Este texto de Víctor Jara fue tomado de:  http://fundacionvictorjara.com/victorjara/manifiesto/

sábado, 23 de julio de 2016

Poemas de Andrés Castillo



El andar de la montaña

A Aly Castillo Zamora
“Hemos construido una alegría olvidada”
Alejo Carpentier



Es mentira no les creas
la vida no es una carrera
no hay testigo en las manos
ni una meta al final nos espera.

Es mentira hijo no les creas
la vida es un gusano
lento, callado que no cesa.

De nuestros ojos brotará
cuando la muerte
le de la vida
que un día fue nuestra.

Celebra tu guitarra
y el cuerpo desnudo de tu estrella
canta y llora
pelea sonreído
bebe tu copa 
olvida
y anda tu camino
sin demora.

La montaña guarda nubes
aunque el sol le incendie su joroba,
no pienses que está quieta
ella avanza,
aletea
y danza.

Sigue tu camino,
sereno
sin demora,
dos pupilas han de morir
un gusano joven las mirará triunfante
cuando una sola vez
se apaguen.





Palabras en naufragio
      A Amanda





La palabra por más que lo intente
jamás logra dar contigo
en vano gasta letras y acentos
líneas y puntos en búsqueda febril.

Al final siempre es lo mismo
mi mano vuelve otra vez a la orilla
cansada de pelear con las olas
tras tu estela.

La palabra es insuficiente
como la terca nube para beberse el mar.

Mi mano no puede decirte
y en  diluvio quisiera ser tu beso
o la brisa en tu pelo.

Ahora tú llegas
y el papel en blanco
otra vez navega.

Las palabras se vuelven
granitos de arena.





Canción eterna




Prometo que voy a desnudarte
que lameré tus senos
y cantará mi lengua
su danza de luna en tus pezones.

Prometo que tatuaré mi oreja
con el suave susurro de tu queja,
jadeo,
apnea,
poema.

Tu ombligo ya me observa
hundiendo mis dedos
en tu noche de selva.

Prometo que tu sexo
dibujará sus caricias en mi pecho
constelación de besos
canción de manos y tendones.

Lo prometo mujer
y no miento

jugar contigo otra vez
a ser eternos.




Poemas de Andrés Castillo

viernes, 22 de julio de 2016

El mismo laberinto


“Yo creo que todavía no es demasiado tarde
para construir una utopía que nos permita compartir la tierra”.
 Gabriel Garcia Marquez (La mala hora)




Nadie sabe cómo saldremos
de este laberinto,
los odios en las vidrieras
ya rebajan sus precios
para irse con cualquiera.

Mentiras y perdones
marchas y traiciones
levantan sus banderas
y olvidan corazones.

Ninguno sabe cómo hacer
para que salga el sol,
cada cual anda con su noche
con su manta de furia
matando el alba y los perdones.

En la calle la gente se aglomera
hay colas enormes
esperando a ver qué llega.

Otra vez
escasean las ternuras,
caricias, noblezas,
la verdad de las huellas
las puntuales querencias
y mil causas buenas.

En todas partes
la gente se aglomera,
se aturde e incendia
la casa que puebla.

Silencio, silencio
agarra tu número,
algo llega.




Poema de Andrés Castillo


jueves, 21 de julio de 2016

Espera




A veces la vida es una espera
noticia en fiebre por venir
un volcan de alegrías que no llega,
lluvia de dichas detenidas
y la flor por nacer en la ventana,
es sortilegio celeste    luna en cinta
niña que corre por mi alma.

La vida a veces es una espera
canción mordida en la garganta
el camino sereno con sus huellas
el mar en calma con lo cierto,
velero de besos a lo lejos
palmera y oasis germinando
el viento silbando sus caricias
mejilla de miel en vuelo alto.

La vida espera siempre adolorida
aunque nos haga andar tras lo querido,
fogatas de manos que nos llaman
desde la orilla del mar que ayer perdimos
la vida espera por la vida
espera la dulce serenata
gorrión, chicharra o fiel calandría
hoy ha de llegar sin más tardanza.



Poema de Andrés Castillo

viernes, 15 de julio de 2016




 Recordatorio 



Que hoy no nos falte:
un beso en los labios
un abrazo en el alma
una canción en la ruta
y la alegría de saber
que la vida nos junta.


Andrés Castillo

jueves, 14 de julio de 2016



 Tabla periódica


A penas la beso

y la tabla periódica del deseo

estalla en pedazos 

con todos sus elementos,

miles de sensaciones

protones y electrones

piel y labios

se mezclan en un solo aleteo.



Es facil encontrar en su cuerpo

la síntesis de lo cierto

su silueta se incedia en mis dedos,

números atomicos, tendones 

 anhelos

en el tiempo se consumen,   

en su beso comienza el descubrimiento,

hidrogeno en delirio se descubre en su ser,

somos el fuego.



Poema de Andrés Castillo